Reseña Historica

el . Publicado en Mi Localidad

La historia de la localidad Antonio Nariño se remonta a mediados del siglo XIX, a las orillas del río Fucha, donde se establecieron haciendas de los ciudadanos capitalinos para la recreación y el esparcimiento...

Entre estas se encontraban la quinta de Nariño, Osorio, La Fragüita, la Fragua, Llano de Mesa y otras haciendas distribuidas a lo largo de la ribera del río, donde se pescaba, nadaba y se mantenía el contacto estrecho con la naturaleza.

Según la referencia y las historias recogidas por antiguos habitantes, se reconoce el sector del barrio San Antonio como uno de los más antiguos asentamientos de la localidad seguido por el Restrepo, Santander y La Fragua.

La localidad Antonio Nariño ha sido un sitio de paso obligado para los inmigrantes hacia la zona centro y norte de la ciudad; es un punto de referencia agrícola de la zona del Tequendama y los llanos orientales, de ahí la antigüedad de la plaza de mercado del barrio Restrepo y posteriormente la plaza del Santander.

El barrio San Antonio es uno de los más antiguos y fue un centro de referencia del sur de la capital en los años treinta, al igual que San Cristóbal y se desarrolló en torno a la comunidad de los padres terciarios franciscanos, quienes manejaban un asilo en lo que hoy son las instalaciones del colegio Interparroquial del Sur.

Después del 9 de abril, dicha comunidad se trasladó a un sector denominado La Fiscala, ubicado en la localidad de Usme, debido a los saqueos de los cuales fue objeto.

También se halla el colegio de La Presentación que se ubicaba en la zona de la parroquia de San Antonio y actualmente está el colegio de La Presentación de Luna Park.

El sector de Luna Park es ampliamente conocido por las personas residentes de los años treinta al cincuenta, debido a que el río Fucha cubría humedales lo cual favoreció la formación del Lago Luna Park, que fue un sitio de recreo en aquella época.

Esta zona progresivamente fue desecándose y rellenándose hasta quedar como actualmente se encuentra, siendo canalizado aproximadamente en el año 1969.
La expansión poblacional se da desde los barrios San Antonio, Santander, Restrepo y La Fragua.

El barrio Restrepo data de 1935; según escritura pública, existía un terreno de una urbanizadora llamada La Urbana, que asignó los lotes para venta al sector popular, provistos para zona de huerta, en promedio de 200 metros cuadrados.

En la zona del barrio Santander se evidencian algunos terrenos que no fueron construidos en su totalidad; actualmente están adecuados como talleres.

Los barrios más recientes son Villa Mayor y Cinco de Noviembre, que datan de la década del setenta.

La localidad cuenta con una zona denominada ‘ciudad salud', el sector más grande de Latinoamérica dedicado a los servicios hospitalarios, y que incluye a entidades públicas y privadas.
Comprende hospitales como el San Juan de Dios, Santa Clara, el laboratorio antiofídico colombiano, y los dispensarios de la Policía Nacional y de la Dijín.

Otro hospital que fue de vital importancia para la capital y el país fue el Santa Clara, que para el año de 1930 abrió sus puertas convirtiéndose en la clínica especialista en tratar la tuberculosis.

En la localidad de Antonio Nariño además se encuentra la que fue la primera sede de la Imprenta Nacional, hoy Museo de Artes Gráficas. Alberga una réplica de la imprenta patriótica de Antonio Nariño y piedras de impresión de la época.

Así mismo hay una colección de documentos históricos colombianos y un mural de Luís Alberto Acuña que plasma la historia de las artes gráficas en el país.

En la localidad se encuentra también la iglesia de San Antonio de Padua, cuya construcción data de 1910 y que se caracteriza por tener un palacio de estilo español que albergó el primer asilo para varones de la capital en el cual se dictaban talleres de ornamentación, carpintería y de agricultura.

Esta iglesia durante la década de los 50 se conoció por su coro polifónico que alcanzó a sacar al mercado un trabajo discográfico.

Para los primeros años del siglo XX la localidad fue sede de varios asilos como el Campo David, que hoy esta ocupado por viviendas de interés social, y el de mujeres que estaba ubicado en la calle Primera con Avenida Caracas.

En el barrio el Restrepo se encuentra también el Museo del Cuero, donde los ciudadanos se pueden ilustrar de las técnicas de trabajo con este material realizado durante años.

Al lado está el museo de los años 40 que exhibe vestidos, máquinas de coser, lencería, muebles, cuadros y radiolas de la época.

Antonio Nariño en la actualidad continúa consolidándose como una de las localidades de más riqueza patrimonial por sus aportes a la historia de la ciudad.

  •                Pagina web niños y niñas                  DC Radio               Defensor del Ciudadano